¿QUÉ ES LO QUE TENGO?

 

ANOMALÍAS DE LA VISIÓN   ADULTOS

La miopía, es un exceso de potencia de refracción del ojo con respecto a su longitud, por lo que las imágenes se forman en un punto anterior a la retina. Se puede comparar al efecto que causaría en un cine, si enfocaran la película por delante de la pantalla.

 

Esto hace que haya dificultad en enfocar los objetos lejanos y puede conducir también a dolores de cabeza, estrabismo, incomodidad visual e irritación del ojo.

 

La magnitud de la miopía se mide en dioptrías negativas.

 

La miopía se corrige con lentes divergentes, ya sean gafas o lentes de contacto.

MIOPÍA

HIPERMETROPÍA

La hipermetropía es una falta de potencia de refracción del ojo con respecto a su longitud, por lo que las imágenes se forman en un punto posterior a la retina. Se puede comparar al efecto que causaría en un cine, si enfocaran la película por detrás de la pantalla. La consecuencia es que la imagen es borrosa y puede existir por lo tanto una falta de agudeza visual.

 

Es un defecto muy frecuente. Muchas veces pasa desapercibido, ya que el ojo en ciertas ocasiones tiene capacidad para compensar esde defecto de refracción mediante la acomodación, es decir, haciendo un esfuerzo con el ojo para poder enfocar. Esto conlleva mucas veces sufrir dolor de cabeza, lagrimeo y tirantez alrededor de los ojos.

 

La magnitud de la hipermetropía se mide en dioptrías positivas.

 

La hipermetropía se corrige mediante el uso de lentes convergentes, ya sean gafas o lentes de contacto.

ASTIGMATISMO

El astigmatismo es un defecto ocular que se caracteriza porque existe una refracción diferente entre dos meridianos oculares, lo que impide el enfoque claro de los objetos, generalmente se debe a una alteración en la curvatura anterior de la córnea.

 

En este tipo de defecto, la imagen de un punto son dos puntos y esto hace que las imágenes se distorsionen.

 

En el ojo humano el astigmatismo es muy frecuente en mayor o menor grado y suele asociarse a otros defectos de refracción, como miopía o hipermetropía. Puede corregirse mediante el uso de lentes cilíndricas.

PRESBICIA

La presbicia o presbiopía, también denominada vista cansada, es un defecto ocular que aparece generalmente a partir de los 45 años y ocasiona dificultad para ver de cerca. Se debe a la reducción del poder de acomodación del ojo que provoca disminución de la capacidad para enfocar objetos cercanos.

 

Los síntomas generalmente empiezan cuando a la persona le cuesta mantener la lectura de una manera prolongada, ya que se cansa. Los síntomas más comunes son: picor de ojos, lagrimeo, tirantez alrededor de los ojos, dolor de cabeza y sensación de cansancio.

 

La mejor opción para corregir la presicia es el uso de gafas progresivas ya que el uso incorrecto de las gafas de cerca pueden empeorar esta condición ocular.

Se denomina catarata a la opacificación total o parcial del cristalino. Suele ser producido por la edad y la radiación ultravioleta generalmente y normalmente produce mayor sensación de borrosidad en lejos que en cerca.

 

Es menos común pero también pueden surgir a causa de un traumatismo o tenerlas de nacimiento.

 

Se solucionan con una sencilla operación que consiste en quitar el cristalino y colocar una lente intraocular en su lugar.

CATARATA

GLAUCOMA

El glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza generalmente por el aumento patológico de la presión intraocular (dentro del globo ocular), y tiene como condición final común una neuropatía óptica que se caracteriza por la pérdida progresiva de las fibras nerviosas del nervio óptico y cambios en su aspecto.

 

La mayoría de las personas afectadas no presentan síntomas en las primeras fases de la enfermedad; más adelante aparecen defectos en el campo visual y pérdida progresiva de visión. La aparición de estos síntomas puede significar que la enfermedad está en un punto avanzado de su evolución. Es inusual que exista dolor ocular en el glaucoma crónico, pero es frecuente en el glaucoma agudo , el cual sí puede ocasionar intensos síntomas desde su inicio.

 

Como se mencionó antes, uno de los principales factores que pueden influir en la aparición de glaucoma es la presión intraocular alta, aunque no existe una correlación exacta entre glaucoma y presión intraocular, pues algunas personas pueden desarrollar la enfermedad con presión intraocular normal y sin embargo en otras ocasiones existen cifras altas sin que se produzca ninguna repercusión ocular.

 

Existen varios tipos de glaucoma, cada uno de los cuales tiene un origen y una evolución diferentes, por lo cual la definición general anteriormente expuesta puede no corresponder a todas las formas de esta enfermedad. La mayor parte de los casos corresponde al llamado glaucoma crónico simple (glaucoma de ángulo abierto).

 

LA VISIÓN   Y LOS NIÑOS

¿COMO DETECTAR?

Si observamos que el niño tiene ciertos comportamientos o manías cuando tiene que distinguir algo de lejos o de cerca, es posible que presente un problema de agudeza visual. Algunos de estos hábitos nos pueden indicar que nuestro hijo no ve correctamente:

 

- Se pega mucho al texto. Cuando el niño tiene dificultades para ver de cerca, suele acercarse demasiado el libro o el papel para poder leer y distinguir la escritura.

 

- Adopta posiciones extrañas con la cabeza de forma mantenida. Se trata de hábitos posturales que se realizan de manera inconsciente para tratar de enfocar mejor las imágenes.

 

- Carece de buen criterio a la hora de elegir los colores. Si observamos que al pintar o colorear sus combinaciones cromáticas son poco acertadas, quizás estemos ante un problema de daltonismo.

 

- Deja de prestar atención. Las dificultades visuales pueden hacer que el niño pierda el interés por la lectura, los juegos o las explicaciones porque se cansa.

 

- Se pega mucho a la pantalla del ordenador. Puede ser debido a problemas visuales a media o corta distancia.

 

- Adquiere posturas viciadas al escribir. Estos malos hábitos posturales pueden indicar una falta de agudeza visual y se adoptan de manera habitual e inconsciente para tratar de enfocar y ver mejor.

 

Estar atentos a estas señales es fundamental tanto para los padres como para los educadores. En la fase de aprendizaje y muy especialmente cuando los niños empiezan con la lectura y la escritura, sus avances pueden verse muy penalizados por problemas de visión.

Ojo vago o ambliopía Es una disminución de la visión sin que exista ninguna lesión en el ojo que la justifique. Generalmente sólo está afectado un ojo y se produce como consecuencia de falta de estimulación visual adecuada cuando se está desarrollando la visión. Está presente en un 4 por ciento de la población.

 

En la mayoría de los casos existe un defecto de refracción (miopía, astigmatismo o hipermetropía) asimétrico que no ha sido detectado o corregido en la niñez. Cuando la diferencia de capacidad visual entre ambos ojos es importante, el niño utiliza únicamente el ojo de mayor capacidad, mientras que el contrario acaba por quedar anulado funcionalmente, aunque su estructura física permanezca intacta.

 

La ambliopía es reversible durante la infancia y ocasionalmente adolescencia con medidas terapéuticas adecuadas. El tratamiento más común consiste en realizar la oclusión (mediante un parche) durante períodos controlados del ojo que tiene buena visión, para estimular las vías neuronales del ojo afectado.

OJO VAGO O AMLIOPIA

ESTRABISMO

El estrabismo es la desviación del alineamiento de un ojo en relación al otro, impidiendo ver con los ojos a la vez. Esto impide fijar la mirada de ambos ojos al mismo punto del espacio, lo que ocasiona una visión binocular incorrecta que afecta a la percepción de la profundidad.

 

Cuando el estrabismo es de nacimiento o se desarrolla durante la infancia, puede causar ojo vago o ambliopía que en el caso del estrabismo suelen ser el tratamiento con parches y eventualmente el uso de lentes.

HIPERMETROPIA

La hipermetropía con frecuencia está presente desde que nacemos debido al menor tamaño de nuestros ojos. Cuando  estos terminan su desarrollo  desaparece la hipermetropía. Muchas personas tienen hipermetropías inferiores a 1 dioptría y mantienen una buena visión hasta que comienzan los signos de envejecimiento.

 

Debido a la elasticidad que tienen los ojos infantiles, hay muchos casos en los que la hipermetropía puede pasar inadvertida en los reconocimientos escolares rutinarios, y es la observación de los padres y profesores la que puede revelar el problema.

 

En caso de tener familiares con este problema refractivo, tenemos mayor probabilidad de padecerla.

MIOPIA

Los niños que sufren miopía al igual que los adultos se caracterizan por no ver correctamente los objetos lejanos. Estos niños suelen apretar los ojos para compensar este defecto refractivo y enfocar mejor. Aquellos que no usan gafas o no tienen corregida su miopía normalmente son más tímidos y despistados y prefieren actividades como la lectura, pintura o manualidades, debido a que estas y otras tareas se realizan a distancias muy próximas.

 

Los niños prematuros tienen una alta probabilidad de padecer miopía, casi un 40%.

 

Los que tienen padres o abuelos miopes deben de ser examinados por un oftalmólogo u optometrista especialistas en visión infantil. No todos los niños se dejan examinar ni todos los especialistas tiene la paciencia necesaria con estos pequeños pacientes.

 

Un examen se puede realizar incluso a bebés pero la edad ideal para revisar la visión de un niño son los tres años.